//
you're reading...
Escultura

Miguel Angel Achig

del 11 de noviembre al 4 de diciembre de 2005

Original. Pasado y futuro

Quien no sigue la tradición, plagia.

Eugenio D’Ors

Hazla nueva

Ezra Pound

He elegido dos citas que no sólo me han acompañado largos años como esclarecedores puntos de vista sobre los que he reflexionado hasta compartirlos profunda e íntimamente, sino que también considero vienen como anillo al dedo para introducir –con la brevedad que el caso requiere- el trabajo escultórico de Miguel Ángel Achig Sánchez.

La frase de Eugenio D’Ors siempre la he interpretado de la siguiente manera: quien no ancla su quehacer en las raíces de su propia cultura –raíces que nutren y vivifican las ramas del presente que crecerán como brotes en el futuro- sólo es capaz, está condenado, a copiar superficialmente lo que le rodea, lo que hacen los demás, a seguir los dictados de la moda. Difiero por lo tanto de la lectura simplemente literal que sitúa a D’Ors como un tradicionalista anacrónico.

El imperativo pentasilábico de Ezra Pound (poeta inglés cercano a ese movimiento artístico denominado Vorticismo) también hace referencia –críptica pero explícita- a la tradición, a la necesaria actualización del pasado que todo artista debe llevar adelante.

Miguel Ángel Achig Sánchez, escultor y doctor en Bellas Artes por el departamento de Escultura de la Facultad de Bellas Artes de San Carlos de la Universidad Politécnica de Valencia- trabaja e investiga en una doble tradición. Por una parte, la tradición estatuaria de algunos pueblos indígenas de su Ecuador natal. Por otra, la tradición abstracta de las primeras vanguardias escultóricas del S. XX. Tanto los tótems funerarios de San Agustín (Colombia) como el Brancusi sofisticado y primitivista, laten con fuerza en sus piezas recientes pertenecientes a la serie Penetraciones profundas , que ahora presenta, todas ellas realizadas con pizarra.

M. A. Achig Sánchez lleva años inmerso –sin prisa pero sin pausa- en un proceso introspectivo y analítico a la vez. Trata de encontrar su propio camino tras recorrer los senderos de ese jardín llenos de bifurcaciones infinitas que es el arte de la estatuaria. Y lo hace fundiendo a su manera esas dos tradiciones que comparten un mismo origen y una misma voluntad: la construcción de una realidad otra, firmemente anclada en la experiencia vivencial propia, pero que aspira a construir un universo desde el microcosmos capaz de permanecer en el tiempo, de llegar a esa totalidad que desconocemos y de la que somos una parte efímera, infinitesimal, pero cargada de absoluto.

Algo más que un juego de palabras. Hoy en día original es sinónimo de novedoso. Sin embargo, su sentido primero es relativo al origen, al pasado, al inicio. La contradicción (con-tradición) está servida. Que cada uno saque sus conclusiones.

Si empecé con dos citas literarias, me permitirán que finalice con otra cita, esta vez pictórica. Se trata del cuadro El origen del mundo de Courbet, genial pintor francés padre de la Escuela de Barnizon. También tiene que ver, y mucho con esta Penetraciones profundas .

Txt Juan Bautista Peiró

Anuncios

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Exposiciones

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: